fbpx
Las mejores plataformas de e-commerce para PyMES

Las mejores plataformas de e-commerce para PyMES

Te entendemos: hay mucha información que analizar ¿qué plataforma de e-commerce usar? Y es que son incontables las variables, que si Shopify es malo para SEO, pero es sencillo para operar, que magento es muy complicado, etc., etc.

 

Bueno, hoy venimos a darte las respuestas que necesitas y recomendaciones, que en nuestra experiencia*, funcionan mejor para los distintos tipos de negocio.

 

Las plataformas que vamos a revisar son:

  • Shopify
  • BigCommerce
  • PrestaShop
  • WordPress + WooCommerce
  • Magento
  • Oracle + Netsuite


Vamos a intentar mantenernos tan agnósticos a las herramientas como podamos, aunque claro para PyMES, tendremos inclinaciones sobre una u otra.

 

*Nota: tengamos en mente que aunque estas son nuestras recomendaciones basadas en experiencia, cada caso es único, si quieres saber te recomendamos acercarte a nosotros para asesorarte sobre qué te conviene más.

 

Shopify

Seremos honestos, como regla general, no nos encantan las plataformas de diseño de sitios web “drag & drop” que son excesivamente fáciles, porque esa facilidad viene con un costo muy alto: la especialización.

 

Es difícil adaptar este tipo de plataformas a que sea lo que cada tienda necesita exactamente, entonces si no estás dentro de la norma, de entrada este tipo de plataformas no es lo más conveniente. Además que por las plantillas que utilizan, crean sitio excesivamente pesados y lentos, por lo tanto la lucha por ganar tráfico orgánico va a ser cuesta arriba por no decir virtualmente imposible.

 

Habiendo dicho esto, tenemos que admitir que, si eliges una plantilla ligera de Shopify y planeas tener un e-commerce reducido y pequeño… ¡Uff, las posibilidades son muchas!, Esta es una de las herramientas más sencillas para implementar; tendrás un sitio web con transacciones en línea, porque virtualmente todo está hecho. Claro, es relativamente caro empezando desde $30 USD mensuales y 2% de la comisión en la transacción.

 

Su sencillez la hace increíblemente buena para emprendedores y PyMES, despreocúpate de la tecnología, pídele a tu sobrino diseñador que enchule la plantilla y, ¡pum!, tendrás un e-commerce en nada de tiempo con todas las capacidades y completamente listo para operar.

 

Pero eso no es lo mejor. Aunque no lo creas, no, no lo es. Como consultores de marketing digital de agencias y otros emprendedores, y luego de haber trabajado directamente con Shopify nos sorprendió lo sencillo que es integrarla con otras herramientas de medición y pixeles de remarketing dinámico así como e-commerce mejorado de Google Analytics, fue simplemente increíble. Es cuestión de dar clic en un botón, copiar y pegar, done. Esto como comercio electrónico representa una gran ventaja ya que la publicidad que hagas irá mucho más enfocada en donde debe de ir y la medición es mucho más sencilla, y no podemos enfatizar lo importante de medir bien.

 

Es por esta sencilla razón que, desde nuestra perspectiva marketera, es de las mejores plataformas para implementar un e-commerce para PyMES.

 

Eso sí, conforme vayas creciendo notarás que la plataforma se va a empezar a quedar corta, o exigir demasiado costo a medida que tu e-commerce se va haciendo robusto y con más transacciones. En ese momento será el tiempo de mudarse de plataforma.

 

“…Nos sorprendió lo sencillo que es integrar [Shopify] con herramientas de medición y pixeles de remarketing dinámico así como e-commerce mejorado de Google Analytics, fue simplemente increíble.”

BigCommerce y PrestaShop

Sí pusimos estas dos juntas, aunque en precio varían bastante, BigC, $30 USD mensuales, y Presta Shop desde €20 mensuales, son virtualmente lo mismo. Aquí podrían otras opciones como OpenCart, que para fines marketeros y sin entrar en detalles técnicos, a un emprendedor le costarían prácticamente lo mismo.

 

Si bien, estas plataformas tienen más flexibilidad en programación, diseño y plantillas que Shopify, también son más complicadas de instalar, probablemente necesitarás echarte un clavado en algo de hosting, programación, etc., o bien, contratar un equipo que pueda hacerlo y sabemos que eso puede llegar a ser costoso. Afortunadamente a nivel código, es fundamentalmente como cualquier otro gestor de contenido (CMS, como WordPress o Drupal), y en general la gente que puede “meterle mano al código” estará disponible y habrá varias opciones.

 

Las ventajas de estas plataformas es que te permiten empezar de manera muy rudimental un comercio electrónico sin mucho alboroto y relativa sencillez, en cuestión de horas o días puedes tener tu tienda programada y corriendo con dashboard o controles de mando, ya internos en las plataformas que te ayudan a visualizar lo que has vendido, de qué ítems ya no tienes stock, etc.

 

La ventaja vs Shopify, es que su plan más básico, aunque está prácticamente en el mismo precio, tiene un poco más de robustez, en el caso de BigC no cobran por cada transacción, y te permiten generar distintos tipos de e-commerce de manera relativamente más sencilla, por ejemplo: si no quieres vender productos físicos, sino libros en línea, en PDF, licencias, o cosas que no son tal cual una venta de un producto empacado (CPG), puede que te convenga más uno de estos porque es más fácil personalizarlo.

 

Lo que no nos convence, es que la implementación de e-commerce mejorado de Google Analytics, y el Pixel de remarketing de Facebook, así como otras herramientas, tiene que ser manual y puede ser un poco engorroso de programar para comercios electrónicos. Por lo tanto, no es de nuestras herramientas favoritas, pero si conoces algo de código y quieres aventurarte a hacer algo súper personal, ¡vas!

 

“… te permiten generar distintos tipos de e-commerce de manera relativamente más sencilla, por ejemplo si no quieres vender productos físicos, sino libros en línea, en PDF, licencias, o cosas que no son tal cual una venta de un producto empacado (CPG), puede que te convenga más uno de estos porque es más fácil personalizarlo.”

 

WordPress + WooCommerce

Eeen esta esquina, tenemos “la vieja confiable”, nuestro buen amigo WordPress, ayudado del complemento WooCommerce, juntos hacen una pareja formidable y capaz de crear desde un e-commerce simple de 10 productos, un e-tail de renta mensual o hasta catálogos y tiendas robustas en relativamente poco tiempo y con la misma facilidad de siempre de WordPress, básicamente si puedes utilizar PowerPoint, puedes utilizar WordPress.

 

Bueno, no mentiremos, sí requiere algo de implementación técnica y uno que otro ajuste por aquí y por allá, ya que normalmente hay que acomodar la plantilla a lo que queremos de nuestro e-commerce, pero WP+Woo justo nos sirve para especializar nuestro sitio, sin limitaciones y facilidad de manejo una vez implementado.

 

Y sí, todo tiene un costo, y WP+Woo no es la excepción, esta gran capacidad y facilidad viene a un precio, la manera más sencilla de trabajar es mediante plantillas y plugins que ya tengan resuelto cosas como los pagos, la velocidad de sitio, la implementación de e-commerce mejorado de analytics, el pixel de Facebook para e-commerce, etc. Entre mucho otros, más tu hosting, aunque muchas veces son plugins “baratos” la acumulación de todos empieza a sumar dinero, y la mayoría se pagan en formato de renta mensual, por lo que es un costo fijo que constantemente pega.

 

Y si tienes la fortuna de leer esto en cualquier otro país que no sea Estados Unidos o algún país de la Unión Europea, entonces te tengo más malas noticias, normalmente los plugins se pagan en dólares o euros y por supuesto, son difíciles de deducir y estamos sujetos al tipo de cambio, por lo que un plugin de $20 USD mensuales al paso de 2-3 años representará un número algo alto.

 

El otro camino es hacerlo uno mismo, y trabajar o mejor dicho, escribir, pedazo a pedazo el código, y obviamente es totalmente posible además de que hay infinidad de tutoriales en YouTube y otras páginas web, pero obviamente la curva de aprendizaje y el tiempo que te tardarás en desarrollarlo aumenta exponencialmente.

 

Hay un tercer camino, uno oscuro que no recomendamos: los plugins gratuitos, al final hay muchos programadores que hacen su lucha código a código y comparten su conocimiento con el mundo de forma totalmente gratuita, pero por muy buenas que sean sus intenciones, estos código libres, en forma de plugins gratuitos que puedes descargar, al final, son eso, libres y todo el mundo tiene acceso: gente buena… y mala.

 

A mayor número de plugins y “pedazos” de otros códigos ocupes que sean libres, mayor es el riesgo de que tu sitio pueda ser víctima de algún cyber-ataque ya que los plugins representan puerta abiertas para quien sabe leerlo, como si publicaras libremente el plano de tu casa, alguien experto puede ver y explotar las debilidades de seguridad de tu hogar.

 

Te recomendamos totalmente utilizar WordPress y WooCommerce si es lo que sientes que es tu opción, pero procura dar el extra y asegúrate que los plugins que utilices sean seguros.

Y sí, todo tiene un costo, y WP+Woo no es la excepción, esta gran capacidad y facilidad viene a un precio, la manera más sencilla de trabajar es mediante plantillas y plugins que ya tengan resuelto cosas como los pagos, la velocidad de sitio, la implementación de e-commerce mejorado de analytics, el pixel de Facebook para e-commerce, etc. Entre mucho otros, más tu hosting, aunque muchas veces son plugins “baratos” la acumulación de todos empieza a sumar dinero, y la mayoría se pagan en formato de renta mensual, por lo que es un costo fijo que constantemente pega.

Magento

Magento es otra plataforma robusta y con un potencial impresionante, esta plataforma es para los grandes jugadores, un e-commerce de miles de productos y variables donde vas a necesitar todo un equipo de contenido, desarrollo, implementación, etc.

 

Existen también plantillas y por supuesto que es extremadamente personalizable, y desde nuestro punto de vista, también increíblemente difícil de programar y entender, normalmente requiere un equipo más especializado la implementación y ajustes de la plantilla.

 

Por lo tanto, también es mucho más caro que todas las plataformas anteriores.

 

Esta plataforma es para e-commerce robustos, quienes están decididos a lanzarse en grande, y tiene todo el potencial de ser una plataforma súper estrella, siempre y cuando se implemente bien, lamentablemente también nos ha tocado trabajar con plataformas pobremente desarrolladas y que, aparte de caras, resultaron poco eficientes para levantar la venta de los productos.

 

Por mucho, la lección más importante que puedes aprender en internet es que la experiencia del usuario con tu marca lo es todo, y si no cumples las expectativas pues el usuario te abandona, si vas a utilizar esta plataforma asegúrate de reunir un equipo verdaderamente bueno.

Oracle+Netsuite y otros ERP

La “joya de la corona” de las plataformas de e-commerce, son las ERP/CRM/BI/ETC(un largo etc.,), son plataformas enormes (y sí también de precios fuera de órbita), que permiten integrar en un solo proceso toda la operación fundamental del negocio, desde reabastecimiento y manejo de inventario en múltiples tiendas, hasta el front-end del sitio web donde se llevarán a cabo transacciones, campañas de mailing automatizadas, manejo de clientes, reclamos, y mucho más, además de los miles o cientos de miles de productos.

 

Esta maquinaria viene con un alto costo, más allá del de la etiqueta de precio, algo tan enorme y que cubre tantas áreas de negocio evita la especialización en una, básicamente el que es bueno en todo no es el mejor en nada.

 

Normalmente quienes programan estos sistemas están más ocupados en la funcionalidad que en la experiencia de usuario o del personal de marketing, por lo tanto optimizar estas plataformas es prácticamente imposible, la cantidad de engranes que tendría que mover para optimizar algo relativamente sencillo de velocidad de sitio, (como la priorización de scripts de javascript) hacen que disminuya la visión a largo plazo por el costo-beneficio inmediato, de “dejar las cosas como están”, vs tener que mover todo sólo para optimizar, regresamos al ejemplo, la velocidad del sitio (terrible error, ya que, por ejemplo, uno de los factores principales del nivel de calidad de campañas de publicidad son justo velocidades de carga así como el posicionamiento orgánico).

Por lo tanto, estos sistemas, aunque buenos en concepto, a largo plazo tienden a palidecer ante las plataformas anteriores mencionadas, que tienen una filosofía AGILE de cambio y mejora continua.

Leave a Reply

Close Menu