3 tips fuera de serie para mejorar retención y productividad

3 tips fuera de serie para mejorar retención y productividad

Esta pieza la creamos el primero de mayo, día del trabajo, que se celebra en honor a los movimientos de lucha por los derechos de los trabajadores, específicamente la ejecución de los trabajadores huelguistas de Chicago a finales del siglo XIX.

 

En caso de que no lo sepas, los modelos educativos y laborales que tenemos actualmente fueron creados desde hace más de 200 años, en la revolución industrial, y han sufrido muy pocos cambios a lo largo del tiempo, hoy, en la era informática, por fin empezamos a ver el atardecer de esos modelos ¡Y QUÉ BUENA NOTICIA PARA LAS EMPRESAS!

 

Antes de empezar, algunos de estos tips te causarán la sensación de “‘Uuuugh, otro artículo millennial para trabajar desde casa”, pero no lo juzgues tan pronto, déjanos explicarte por qué son buenos, cómo solucionar problemas comunes y el beneficio de llevarlos a cabo, para tu organización y para tu empresa.

 

1. Recuerda a tu familia: sobrinos, hijos, hermanos, padre, madre y hasta al perro.

via GIPHY

Bizarro, ¿no?, aquí el por qué: toda decisión que pueda afectar a las personas que trabajan contigo debe ser hecha tomando primero una pausa, y recordando a tu hijos, a tus padres y pensar “¿Me gustaría que ellos reciban esta [decisión/método de trabajo/indicación/etc.]?”, si al respuesta es no, entonces reconsidera.

 

En Factor SEO estamos peleados con la frase “Recursos Humanos”, te invitamos, no a pelearte con la frase, si no a que veas a tu personal como eso, como personas, no como recursos, recurso es la computadora que operan, le puedes gritar o dejar trabajando 10 horas y seguirá normal, no así una persona, una persona sufre de fatiga y tiene estados de ánimo y también tiene sueños, metas, cada uno dota de propósito y sentido a su vida, entonces así como tu tienes familia, amigos, hermanos, sobrinos, hijos, ellos también y quieren disfrutar a su perro, cuidar a su hermana enferma, etc.

 

Hay escuelas de pensamiento que indican lo contrario, que si queremos tomar decisiones con cierto “perfil científico” debemos ser fríos y calculadores, la mayoría de estas escuelas de pensamiento nació en el modelo industrial (que por cierto, el método científico también ha evolucionado considerablemente desde entonces), modelo que no funciona en la era informática, no es que los millennials no quieran trabajar, es que no es lo único que quieren hacer, quieren tener tiempo para desarrollarse humanamente, y eso está bien.

 

De verdad inténtalo, adquiere una nueva forma de pensar en tu equipo de trabajo y notarás una diferencia en el estado de ánimo, poco a poco lograrás crear un ambiente de trabajo donde quieren estar, que van a cuidar y van a potenciar sus habilidades laborales y personales, y por supuesto, esto te beneficiará en productividad y retención de personal.

 

2. Días de pijama

 

via GIPHY

No, no nos referimos a que puedan ir un día en pijama a la empresa, aunque si tu equipo quiere no es mala idea, nos referimos a tener la flexibilidad total de hacer home office o trabajar desde casa un día a la semana, toda la semana o cada vez que lo pidan, especialmente en empresas tecnológicas o cuya base está en servicios web.

 

Sé honesto, es probable que el 90% del trabajo que realiza tu personal se puede hacer desde una computadora con conexión a internet, aprovecha la tecnología a tu favor, especialmente si eres empresa tecnológica, es un poco paradójico que declares a favor de la era informática con un modelo industrial de trabajo donde se glorifica la “hora nalga”, deja que descansen del tráfico, que puedan comer sano y rico en su casa, que puedan recibir ese paquete de Mercado Libre o Amazon que esperan, deja que se puedan levantar un poco más tarde.

 

Entendemos, tienes un miedo a que la productividad baje por la falta de control, un poco como padre que le da miedo que su hijo salga solo o se quede solo en la casa, pero tarde o temprano sucede. Ya sea porque tienes que salir, o porque tienes que ver clientes, pedir vacaciones etc. En realidad ese control es un poco una ilusión, al final del día es muy poco probable que estés viendo qué hacen tus trabajadores todo el día aunque estén ahí, entonces hay que soltar la necesidad de “tenerlos a la vista”. Confía en tu gente.

 

Al tener flexibilidad de espacio y horarios de trabajo te permites ahorrar mucho en costos de equipo, insumos, electricidad, incluso si lo aplicas de manera regular, en costos de rentas, una oficina para 5 personas puede funcionar perfectamente para una organización de 25 empleados.

 

Para incrementar tus posibilidades de éxito te dejamos dos secretos muy útiles:

  • Entrénalos: trabajar desde casa es una habilidad, y como toda habilidad se puede enseñar, transmitir los soft y hard skills necesarios para no mermar la productividad es posible y uno de los métodos más efectivos de transición. Piensa como si estuvieran enseñando una nueva herramienta de software, incluso nosotros tenemos un curso desarrollado para eso, contáctanos si crees que te puede ayudar.
  • Trabaja por objetivos: todas las personas son distintas, pero la mayoría de los que atravesamos educación superior, tuvimos que aprender a trabajar con fechas de entrega y requisitos específicos, aplica esa misma mentalidad a las tareas que asignas a tus equipos de trabajo, definir objetivos, donde se define una fecha límite de entrega y condiciones del task. Verás que te sorprende porque seguirán entregando, eso sí, intenta tener un tiempo de colchón por si se necesitan revisiones o control de calidad.

3. Ludoteca, no oficina

 

via GIPHY

Ok, el nombre si puede estar un poco exagerado, la esencia es crear un ambiente confortable, si van a pasar ahí 8, 9 o más horas diarias, al menos hay que crear un ambiente donde te guste estar. Piénsalo así: si te mueres por llegar a casa al final de cada día, quizás puedas mejorar una cosa o dos.

 

Por qué crees que empresas como Google y Facebook tienen ambientes con tantas amenidades como salas de recreación, consolas de videojuegos o salones para ejercicio físico. Olvídate de la mentalidad “ah es porque ellos son ricos y pueden permitirse ese riesgo”, NO, es porque se permitieron crear ambientes que impulsan la creatividad*, que se hicieron ricos implementando cosas nunca antes vistas.

 

*La creatividad no es la capacidad de dibujar bonito o capacidad plástica pues, si no de resolver problemas de forma realista, novedosa y oportuna.

 

Y puedes tropicalizar esto, no necesitas una hectárea de oficina para crear  un gimnasio, pero pon un sillón cómodo para sentarse o echar el café, crea un espacio de siesta (sí es neta, ve los beneficios de dormir 20 minutos), una tv con videojuegos, o mejor aún, algunos juegos de mesa y cosas tan sencillas como dejar que la gente decore como quiera su espacio de trabajo, o quizás una membresía de grupo al gimnasio más cercano, flexibilidad en tiempo de comida (opuesto a la una o dos horas fijas siempre), todo esto ayuda a estimular el pensamiento crítico, creativo y paralelo en las personas, y no cuesta un riñón.

 

Quizás no es el hilo negro, pero de verdad intenta los tips que te acabamos de dar, en resumen:

 

  • Sé humano, tu equipo también lo es
  • Sé flexible, confía en ellos y capacita para hacer un gran trabajo donde quiera que estén.
  • Crea un espacio de trabajo donde quieran estar y que fomente la creatividad.

 

Verás que estos tips mejorarán poco a poco la productividad de tu equipo y aumentará la retención de personal, sólo ten paciencia que esto, como todo lo bueno, toma tiempo.

Deja un comentario