Para mi hermana la emprendedora

Para mi hermana la emprendedora

5 consejos para esta nueva etapa de tu vida

Querido lector, aunque estos consejos te pueden ser útiles he de admitir que este artículo lo escribo desde el corazón; es para mi hermana, ella que ha estado toda mi vida cuidándome, ayudándome a ser mejor y que amo con toda mi alma. Se lo dedico porque está a días de emprender la aventura más grande de su vida hasta ahora: a días de tener a su primer hijo.

 

Y no sólo eso, mi hermana, busca emprender, por segunda ocasión; en su primer intento falló su empresa, en gran parte me siento culpable, porque no pude estar tan involucrado como hubiera querido, pero no era el momento. Ahora, este segundo intento tiene esa nueva motivación que crece en su pancita. Esta vez yo estoy listo.

 

Sé que, yo mismo, tengo poco tiempo de haber emprendido, pero me he relacionado con muchos aventureros con quienes he compartido, y que para esta nueva etapa y este segundo intento, tengo 5 consejos que quisiera platicarte desde el fondo de mi corazón, que me ha dado la experiencia adquirida y aprendida. Consejos que aplicarán tanto para mi sobrino, como para crear una empresa.

 

1. Aprende a estar cómoda con la incertidumbre

 

Sí, muchas cosas pueden salir mal, pero también muchas cosas saldrán maravillosamente bien. Te garantizo que nunca tendrás todas las respuestas, tendrás que dar pasos en total incertidumbre y esperar lo mejor.

 

Emprender cualquier cosa importante en la vida trata de eso: levantarse cada día preocupado si el dinero alcanzará o si se logrará el objetivo, pero también es levantarse con el ánimo de que eso es lo menos importante y que al final, la vida es así, incierta, entonces debe uno enfrentar cada día con actitud positiva, hacer su mejor esfuerzo y confiar en que todo saldrá bien.

Sé positiva

No tenemos control de lo que nos pasa, pero sí de cómo reaccionamos ante eso, y eso, hace toda la diferencia del mundo.

 

2. Desarrolla empatía

Como consultor te daré mi gran secreto, 80% de las situaciones que consulto se resuelven con eso, con empatía. Sí, así. El secreto está dicho, me he quedado sin trabajo.

 

Si he logrado obtener clientes, conservarlos, cuidarlos y crecerlos, ha sido por empatía, porque entiendo sus necesidades, no veo oportunidades de negocio, como muchos empresarios dirían, veo una oportunidad para resolver problemas que lo aquejan, para ayudarlos a salir adelante. Quizá necesitan un poco de educación sobre un tema para poder salir adelante, quizá necesitan cambiar de perspectiva, pero no los puedo forzar.

 

Hay que ponerse en sus zapatos sin vivir en ellos No va a ser fácil, a veces, aunque sea por su bien, no te van a escuchar (suena conocido, ¿no?), te van a pelear, patalear, llorar y hacer berrinches (ok, quizás los clientes no tanto), te aseguro que van a decir que no, pero con empatía, un poquito de paciencia y un montón de cariño las cosas se resolverán poco a poco.

Empatía - Foto de Joey Yu

Nunca, nadie va a estar contra ti, ni te odia. Nadie se levanta diciendo “hoy le haré la vida difícil a Fulano”, simplemente están viviendo desde su perspectiva, desde su historia, sus vivencias, sus miedos, logros, fallos, dolores y amores; a la vez, están haciendo su historia, y es ahí donde tienes la oportunidad de hacer maravillas, de entenderos y de transformar miedos en emoción, fallos en logros y tristezas en amores.

 

3. Desarrolla una memoria corta, cortísima

 

Inevitablemente en la vida, con tu hijo y emprendiendo una empresa, vas a fallar, te lo aseguro 1,000%. Vas a perder ese cliente que no debías perder, vas a decir lo equivocado en una junta, vas a regañar a veces con la mínima provocación, vas a sentirte miserable por hacerlo. Vas a fallar, mucho y a lo grande. Olvídalo y sigue hacia adelante.

Vas a encontrarte con gente y empresarios con malas prácticas, que han optado por el camino fácil, o deplano, gente mala.

 

No dejes que NADIE te desanime, estás haciendo un gran trabajo, te lo digo yo, tu hermano que no se guarda nada, y mientras aprendas de tus errores, y sigas intentándolo, adivina qué, tus pasos hacia el progreso SON pasos de progreso.

via GIPHY

Olvídate de que fallaste, y muévete, olvídate de ese cliente que hizo maromas para no pagarte y ve al siguiente con la misma emoción que al primero en tu vida, olvídate de que fuiste demasiado rápida en regañar, y aprende a felicitar rápido también.

 

Esto no significa que no aprendas, claro, todo fallo, si lo reflexionas te enseña, pero no dejes que la enseñanza sea de resentimiento, “ah, no voy a volver a confiar porque me mintió”, no, esa no es la enseñanza, desarrolla defensas pero no paredes, no hagas cambios bajo el resentimiento, olvida el enojo, no dejes que el fallo te paralice de avanzar, de confiar, de sentir, de ser empática, de amar, de creer y sobre todo, de vivir. Eso sí recuérdalo siempre.

 

4. Nunca, nunca, nunca te rindas (Life doesn’t give a f*)

 

A veces, sin importar cuánto te prepares, cuántas ganas le eches, vas a fallar, las cosas van a salir mal, así es la vida a veces, ni modo, get over being a sugar cookie. El metal para endurecerse tiene que ser llevado a su extremos de temperatura múltiples veces, pero cuando acaban es mil veces más resistente que el metal forjado regular.

 

Me encanta este video, por eso, te recomiendo verlo todo, pero lo dejé en el momento preciso de sugar cookie.


Sin importar que pase, sigue adelante, sin importar cuán desanimada estés, sigue adelante, no estás sola, voltea, tienes un esposo maravilloso, un hijo hermoso, una madre y un padre que te aman y un hermano molesto como él sólo, pero con ideas y dispuesto a ayudarte. Estamos aquí para ayudarte, no podemos hacerlo por ti, pero intentaremos ayudarte a conseguir las herramientas que necesitas para salir adelante siempre.

Conquistarás el mundo a tu manera, de eso estoy seguro.

 

5. Sé valiente

 

Te tengo las mejores noticias de tu vida: vas a morir.

 

Sí… sé que suena bastante lúgubre para ser buenas noticias, pero recuérdalo cuando tengas miedo de intentar algo, no importa lo que hagas, lo único cierto es que todos tenemos un tiempo finito aquí en la tierra, entonces qué más da, sé valiente sin medida.

 

Hay un secreto extraño en la naturaleza de las grandes aventuras, sólo hace falta intentarlo, ser valiente y arriesgarse es todo lo que a veces se necesita para tener éxito. Así, sin más, no necesitas ser el más inteligente, el más guapo, tener sorprendentes conexiones con mucho dinero, no, sólo se necesita ser valiente, intentarlo con todo, no retener nada de sí mismo.

 

Así que hazlo. Inténtalo. Deja que otro también lo intente, su tiempo también es finito; entonces hagamos entre todos que el tiempo valga la pena, decir: “lo intenté, lo logré”. Persigamos los sueños de todos: de tus hijos, de tus empleados, de la gente que te rodea, y pídeles que te ayuden a perseguir el tuyo, te sorprenderá la respuesta. Y hagamos juntos que esta vida valga cada segundo, y cada día se más brillante y hermoso.

Sé valiente

Como emprendedor, amigo de emprendedores y lunático en general, estos son los consejos que te puedo dar para estas nuevas etapas de tu vida: emprender, y la más brillante y difícil de todas: tener un hijo, mi sobrino, Elam Aarón.

 

Te amo hermana.

Deja un comentario